Enfermedades de Garganta


Garganta Centro Otorrinolaringologico Guatemala
 

Adenoamigdalectomía

La enfermedad infecciosa de las amígdalas se denomina Amigdalitis, en un gran porcentaje está causada por virus, aunque las infecciones a repetición están asociadas muchas veces a problema de tipo infeccioso bacteriano. El problema principal de esta enfermedad es el hecho que a la larga puede causar tantos problemas que muchas veces se decide quitar las amígdalas, ya que las consecuencias de permanecer con ellas los efectos negativos son muchas y muy graves. De este procedimiento se ha abusado mucho, ya que continúa alrededor del mundo siendo el procedimiento más frecuentemente efectuado.

Existen actualmente indicaciones específicas para poder efectuar la cirugía las cuales pueden ser de tipo infeccioso o tipo obstructivo y nosotros en el Centro Otorrinolaringológico, nos aferramos a estas indicaciones ya que aunque después de los 5 años las amígdalas ya no cumplen ninguna función conocida, nosotros tratamos de que estas no sean extirpadas a menos que cumpla con los criterios de inclusión.

 

¿Para cuál o cuáles enfermedades aplica?

  • Enfermedades infecciosas a repetición de Amígdalas.
  • Enfermedades obstructivas de vías respiratorias altas.
  • Cáncer y tumores afines.

 

¿Quién es el candidato?

Cualquier persona a cualquier edad puede ser intervenida quirúrgicamente para extirpar las amígdalas, siempre y cuando cumpla con los requisitos dados para este procedimiento. Tratamos de no operar en edades muy tempranas y tampoco después de la tercera edad si no hay algo que pueda cambiar el pronóstico o calidad de vida del paciente.

 

Requerimientos preoperatorios del paciente

El criterio del médico es importante cuando se decide esta operación y como siempre se hace de forma electiva, es decir no es una emergencia (la mayoría de veces) siempre nos preocupamos por que el paciente tenga todos sus laboratorios correspondientes, esto incluye exámenes de sangre, pruebas de coagulación y rayos X cuando el caso lo amerita.

 

Cuidados postoperatorios del paciente

Este es un procedimiento que los niños toleran muy bien, y en cuestión de días están como si nada hubiera pasado, con los adultos es diferente ya que el dolor puede causar cierta incomodidad y es necesario mantener un control adecuado de este síntoma, así como una dieta estricta, la cual incluye comidas frías, helados, gelatinas, refrescos no cítricos y papillas. Al finalizar el procedimiento previo a ir a casa nosotros le entregamos al paciente una lista completa de actividades y dieta que puede seguir fácilmente. Nosotros estamos disponibles todo el tiempo para poder solucionar cualquier problema que se presenta.